Conservas Vegetales de Pescado Gourmet

¡Pero si yo creía que las latas y conservas eran productos de menor calidad!…ese, amigo mío, es un razonamiento erróneo.

¿Y de verdad que las Conservas de Pescado pueden considerarse como un producto Gourmet hasta tal punto de ser considerado por la Alta Cocina?…Para muchos de los grandes Chefs y restaurantes, es otro modo de hacer una cocina excelente.

Estas y muchas otras, son expresiones que se suelen escuchar sobre el mundo de las latas y conservas. Parece ser que por la presentación que tienen este tipo de productos, no somos capaces de apreciar el enorme potencial de sabor y la gran calidad de todos y cada uno de ellos.

¿Qué tienen de especial las Conservas de Pescado?

Lo que tienen de especial es que se trata de un producto natural, que sigue un proceso de elaboración sencillo, que aporta múltiples beneficios y que resulta muy cómodo elaborar un plato con este tipo de productos.

En su proceso de elaboración, siguen un exhaustivo proceso de selección y de calidad que luego se refleja en nuestros platos, pasando previamente por minuciosas fases de lavado, cocción y envasado de manera que guarden toda su naturalidad.

Y si hablamos de los beneficios que reportan, podríamos citar varios de ellos:

  • Lo primero de todo es la naturalidad que conservan. En todo el proceso de elaboración se busca la perfección para que la conservación del alimento sea máxima, tanto en sabor como textura.
  • Para la salud: estamos hablando de un producto natural en cuya elaboración no se pierden las propiedades de origen, por lo que es muy recomendable para nuestra dieta y nuestra salud.
  • Impacto medioambiental bajo: o necesitan conservarse en frío y están enlatadas en envases reciclables, por lo que el posible daño medioambiental es muy reducido.
  • Es un producto de abrir y comer. Resulta muy cómodo por el simple motivo de que se conserva al natural y podemos transportarlo a cualquier lugar para disfrutar de su sabor.
  • Asequible: teniendo un producto aceptable para nuestro bolsillos, tenemos la fortuna de poder saborear un producto del mar en el lugar que elijamos, ya que su distribución por todo el territorio no cabe dudas.

 

Las Conservas de Pescado en la Alta Cocina

Siendo un alimento nutritivo, saludable, natural, que mantiene todas sus propiedades y asequible, no es de extrañar que dada la contrastada calidad que atesoran, lo grandes expertos recomienden su ingesta y los grandes chefs de la cocina española, opten también por este tipo de productos en su cocina.

Como si estuvieran recién traídos del mar, podemos disfrutar de una amplia variedad de productos como las anchoas, sardinas, agujas, ventresca, bonito, atún, caballa o melva entre otros muchos. Ello se lo debemos a grandes marcas que alcanzan la excelencia en este sector, como son Paco Lafuente, La Chanca o Conservas de Cambados, que son las que nos acercan el sabor del mar a nuestro platos.

Si nos metiéramos en faena, podríamos hacer sencillos platos que degustar como podrían ser la ventresca con salmorejo, cogollos con anchoa o pimientos rojos con caballa. Pero ¿y si fueran los expertos los que nos recomendaran suculentos majares?

Algunos como Xosé Torres, optan por unas sardinillas acompañadas de unas patatas cocidas, con lo que consigue una sabrosa ensalada. Otros como Sacha Hormaechea, opta por usar el caldo de las conservas para elaborar suculentos jugos, como el aceite del bonito o la sardina para elaborar mayonesa.

Pero si tuviéramos que haceros una lista, nada como acudir al libro LAS CONSERVAS DE PESCADOS Y MARISCOS EN LA GASTRONOMIA DEL SIGLO XXI, donde pueden encontrarse recetas de grandes cocineros como:

  • Ventresca de atún claro con nopales de cilantro, de Abraham García.
  • Sardina vieja con polenta ahumada, de Andoni Luis Adúriz.
  • Anchoa ahumada con ensalada tibia de tuétanos de coliflor y verdura, de Martín Berasategui.
  • ….y muchas más

Como podréis observar, las conservas de pescado no sólo son alimentos para tomar solos, sino que pueden ser usados para elaborar suculentos manjares para nuestro paladar. Prueba de ello es el uso que hacen importantes cocineros de la Alta Cocina.

¡Nos encantará que nos cuentes cuál es el manjar que te has preparado!