Tipos de sal Gourmet Flor de Sal

La flor de sal se cultiva y recoge de una forma totalmente  artesanal y respetuosa con el medio ambiente, es decir, su producción es ecológica. Este tipo de sal es muy apreciada por su textura y propiedades organolépticas  siendo conocida como la sal gourmet. Sus beneficios para la salud,  como el menor contenido en sodio la hace muy recomendable para las personas que padecen de hipertensión o diabetes.

La flor de sal es una fina película que se cristaliza en la superficie del agua al caer el sol por el contraste de  temperaturas. Su recolección manual, entre junio y septiembre,  se hace rápidamente para que su tamaño sea inferior a 4 milímetros y no se hunda en el fondo del mar. Después de recogerse delicadamente se deja secar al sol, sufre la mínima intervención del ser humano para elaborarse, no tiene aditivos ni conservantes. Este método de cultivo tiene su origen en la costa atlántica francesa donde volvió a ponerse de moda hace 20 años.

Flor del delta, de las salinas mediterráneas

La flor del Delta se produce en las Salinas de la Trinidad dentro de la Reserva Natural del Delta del Ebro. Estas son las únicas salinas de Cataluña y se encuentran en un entorno privilegiado y carente de contaminación industrial, un hábitat donde se encuentran algunas aves en peligro de extinción. La flor del Delta con la colaboración del prestigioso chef del Celler de Can Roca, Joan Roca, ha creado distintas variedades de sal, acompañada de pimienta, de especias y de finas hierbas. Este tipo de sal de origen marino es muy rica en minerales y oligoelementos , por su mayor sabor se necesita menor cantidad para aderezar nuestros platos, es recomendable agregarla en el último momento ya que se disuelve mejor que la sal convencional.

Flor de sal,  la sal gourmet

Cada tipo de sal marida mejor con distintos alimentos aportando un toque especial y único que realza el sabor de los platos:

La sal con pimientas es ideal para potenciar sabores como los de la verdura a la plancha, la pasta, carnes y pescados  braseados. Contiene pimienta de Jamaica que tiene un sabor ligeramente picante y es característica de la cocina caribeña, pimienta de Sechuan utilizada especialmente en la cocina china y japonesa, Rosa de Curepipe, blanca de Sarawak-cultivada en la isla de Borneo, cerca de Malasia-, negra de Kampot-originaría de Camboya- y pimienta larga de Java que se cultiva fundamentalmente en Indonesia. Las pimientas se muelen al mezclarlas para aprovechar mejor sus cualidades.

La sal con especias combina con ensaladas, pastas, pescados, aves, sopas y guisos incorporándola en  el último momento de la cocción.  A la flor de sal se le añade pimienta de Sichuan, cardamomo, jengibre, coriandro -más conocido como cilantro-, canela y anís estrellado.

La sal con finas hierbas se compone de flor de sal, eneldo liofilizado, estragón y anís estrellado que aportan un matiz especial a los platos. Esta mezcla está indicada especialmente para enriquecer cremas suaves, pescados a la plancha, pasta, marisco y moluscos.

La flor de sal en cualquiera de sus variedades se ha convertido en un elemento imprescindible en la gastronomía de más alta calidad y sin duda cuando la probéis también se hará imprescindible para vosotros.